Menú


·
Portada

· Nuestra visión


· Deportología
·
 Investigación
· Ciencias

· Email




NOTICIAS Y OPINIONES

 

DISCIPLINAS CIENTIFICAS

Fisiología del Trabajo Físico
Requerimientos Morfológicos y Funcionales.

Entrenamiento Deportivo
Evaluación, Programación y Planificación

Biomecánica
Análisis Cinematicos
Kinesiología
Rehabilitación y
Actividad Física Terapéutica
Nutrición
Principios Alimentarios y Sugerencias Nutricionales

Psicología
Emoción y Deporte

Genética
Implicancias en la Actividad Fìsica y el Deporte
Medicina
Respaldo de la Medicina, considerando EJE al Deporte

 


Utilizziamo bene l’jump
Por Enrique Antivero Prof. Lic. MSc. (*)

Desde hace bastante tiempo intento escribir algunas apreciaciones referidas a una tarea ampliamente aceptada en el ámbito del entrenamiento, como lo es la valoración de saltos con utilización de plataformas o alfombras de contacto o “contact matte”, tal cual tuve la oportunidad de vivenciarlo hace varios años atrás con el Prof. Dr. Grosser en su Lab de la Universidad Tecnológica de Munich (TUM).

Todos recordaremos la importante contribución científica y “práctica” del Prof. Dr. Bisciotti (2) con “Utilizziamo bene l’intermittente” (2002), artículo que lamentablemente luego fuera desconfigurado por sesgos de fisiólogos locales, quienes tristemente por esta razón nunca referenciaron como corresponde al prestigioso Prof. de Educación Física italiano. En fin…, lo importante es que Bisiciotti, por aquel entonces Director Científico del Inter de Milano, introdujo con efectividad una serie de experiencias y “recomendaciones”, integrando teoría y práctica, para brindar consistencia al Entrenamiento Intermitente que progresivamente tomaba gran auge en diversos deportes, en particular el Fútbol.

“Utilizziamo bene l’jump” va en italiano no sólo por el impacto del trabajo de Bisciotti, sino también por un aporte similar que otro ítalo hizo mucho antes que Gian Nicola, pero en el ámbito de la valoración y entrenamiento de la Fuerza Explosiva con la utilización de la alfombra de contacto, me refiero al Prof. Dr. Carmelo Bosco.

De su extensa producción de conocimiento, Carmelo tuvo especial atención en referirse a la adecuada técnica en la FASE DE CAIDA tras la ejecución del salto sobre la alfombra, lo cual se resume en el siguiente párrafo de su histórico y muy accesible libro, “La valoración de la fuerza con el test de Bosco":

“Es necesario recordar que la validez de la prueba se puede ver comprometida si las piernas no están extendidas, teniendo una cierta flexión antes del contacto. Por lo tanto, la recomendación más importante a hacer al sujeto que salta es exhortarlo a tomar contacto con las puntas de los pies y con las rodillas extendidas. Una forma de favorecer un aterrizaje de este tipo, que tiene un efecto práctico seguro y eficaz, es sugerir al individuo a que efectúe una serie de PEQUEÑOS SALTOS SOBRE LAS PUNTAS DE LOS PIES después del aterrizaje del salto de prueba. La preocupación por hacer los saltitos posteriores al aterrizaje obliga al sujeto a tocar el terreno con las puntas de los pies y con las rodillas rectas a fin de poder continuar de forma óptima con los saltos sucesivos.” (Bosco Carmelo. La valoración de la fuerza con el test de Bosco, Cap 5, pp140, 1994).

Aunque parezca mentira, la simpleza y practicidad de esta muy clara recomendación NO ha sido y tristemente NO es una consigna que pueda comprobarse a menudo en nuestro país, echando por tierra no sólo la recomendación del propulsor de estas valoraciones desde la década del ´80, sino también el indiscutible respaldo científico y valiosa contribución del envidiable equipo de investigadores del Departamento de Biología y Actividad Física de la Universidad de Jyvaskyla en Finlandia (Asmussen, Bonde-Petersen, Viitasalo, Luhtanen, Komi y otros), que también tuve la suerte de conocer gracias a la invitación del Dr. Pekka Luhtanen a fines de los ’90.

“Quiso el destino”, revisando los tweets de mis referentes en esta magnífica red social que si sabemos aprovecharla “científicamente” obtendremos información de alto nivel y “al instante”, que me enterara de la reciente incorporación del Dr. Marco Cardinale (1) (ex Director Científico de Inglaterra desde Beijing a Londres para sus Juegos de 2012), como Director del Lab de Fisiología de Aspire en Doha, Qatar. Si señores, lo recordaron, el mismo lugar donde el ex Director del Lab de Biomecánica del CeNARD, el Bioingeniero argentino Dino Palazzi, se encuentra desde 2006!

Dicha coincidencia “fraternal” me motivó a ingresar al interesante blog del Dr. Cardinale donde tuve la grata sorpresa de confirmar que no era el único que estaba intentando recuperar el mensaje del Prof. Bosco, con lo cual ya dejaba de tratarse de una “ocurrencia” sin sentido de un simple desconocido... Marco en su artículo “Vertical Jump tests: how to perform correctly the Bosco tests” no sólo estaba hablando en el mismo idioma, sino que para mi mayor alegría “científica”, durante su tesis de doctorado él incluso había formado parte del mismísimo equipo de investigadores italianos de Carmelo. Y así comienza su post:

“I decided to write this post after having seen numerous tests reports in which the results of squat jumps appear equal and sometimes higher than the counter movement jumps. This seems to be a common mistake, so I will provide in this post some details on how to execute correctly the tests and how to make sure the results are correct.”

“He decidido escribir este post después de haber observado en numerosos informes que los resultados de squat jumps (SJ) resultan iguales o en algunos casos superiores que los counter movement jumps (CMJ). Esto parece ser un error común, entonces voy a ofrecer algunos detalles sobre cómo ejecutar correctamente los tests y cómo brindar seguridad que los resultados son correctos”.

Por supuesto que lo previo ya es muy llamativo y “grave” desde el punto vista evaluativo, pero más adelante en “Landing Instructions” (instrucciones de caída), contenido de principal interés para el presente artículo, Marco agrega:

“Independently of the equipment used and the mathematical approach used to calculate the height of rise of the centre of gravity, the subjects should always take off and land in the same position. So the requirement is to land with straight legs and perform a couple of rebounds to avoid injuries. Bending the knees while in the air to land can in fact alter the score by increasing the flight time (more on this later on)”.

“Independientemente del equipamiento y aproximación matemática utilizada para calcular la altura de elevación del centro de gravedad, el sujeto siempre debería despegar y caer en la misma posición. Entonces el requerimiento es caer con las piernas extendidas y realizar una SERIE DE REBOTES para evitar lesiones. Flexionar las rodillas en el aire para caer puede alterar el resultado incrementando el tiempo de vuelo”.

Incrementar el tiempo de vuelo implica por la fórmula matemática involucrada para el cálculo de la altura del centro de gravedad, incrementar la altura de salto. Es decir que en realidad el sujeto NO saltó más, sino que estuvo mas tiempo de vuelo sencillamente porque cometió el error de no caer sobre la alfombra de la misma forma que como despegó. Concluyendo, en vez de realizar una simple serie de PEQUEÑOS SALTOS SOBRE LAS PUNTAS DE LOS PIES para asegurar la extensión de rodillas y tobillos en la caída (como Carmelo nos dijo hace más de 20 años), el sujeto cayó con sus PLANTAS DE PIES cuan “ELEFANTON", este último, adjetivo que figurativamente utilizo con mis alumnos.

Lo más grave de toda esta situación es seguir escuchando a supuestos especialistas en Biomecánica, insistir y enseñar que “es necesario” caer como “ELEFANTON” y más desconcertante todavía, que esta forma de caída “no” modifica la altura real del centro de gravedad… Digo desconcertante no sólo por la recomendación del Prof. Bosco y el equipo de Jyvaskyla, sino porque aquí en Argentina pudimos analizarlo ya en 2005 con el Bioing. Palazzi, utilizando la única Plataforma de Fuerza disponible en aquel entonces en el Lab de Biomecánica del CeNARD.

Por supuesto que esto no será muy sencillo de resolver con plataformas de fuerza unipodales (pequeñas) por el riesgo que esto podría implicar para las articulaciones de tobillo y rodilla particularmente. En estos casos será muy difícil brindar validez a todas las variables registradas por el “cuidado” durante la caída, sobreestimando bajo estas condiciones la altura del centro de gravedad en un 6% aproximadamente, según la experiencia que realizamos con Dino hace casi 10 años atrás.

Con la tranquilidad inicial de haber intentado recuperar el desestimado aporte del Prof. Bosco, quedará para otro momento analizar si una errónea valoración podría damnificar la programación de estrategias para el desarrollo de la Fuerza Explosiva, la Potencia y la Velocidad. Pero primero “valutiamo bene l’jump” que es el punto de partida ideal para diseñar el mejor programa de entrenamiento!

Esperando que el recuerdo de esta pequeña recomendación fluya para mejorar la práctica evaluativa en todos los niveles de rendimiento, aprovecho para agradecer la disponibilidad de información de los autores referenciados y les dejo un saludo, invitándolos a seguirnos por @SKineticsLab con la tarea científica de nuestro Lab en la Universidad de Flores en Cipolletti, Río Negro, Argentina.

Enrique


1 - Artículo original del Dr. Cardinale:

http://marcocardinale.blogspot.com.ar/2008/11/vertical-jump-tests-how-to-perform.html

2 - Artículo original del Dr. Bisciotti:

http://www.scienzaesport.com/MO/00C/00C.htm

(*) Enrique Antivero, Prof. Lic. MSc. (Alto Rendimiento, Universidad Autónoma de Madrid). Especialista en Deportología (Universidad de Flores) y Metodología de la Investigación Científica (Universidad Nacional de Lanús)



 

Imprimir / Portada

Enrique Antivero MSc. Especialista en Deportología y Alto Rendimiento
E-mail: info@skinetics.com.ar - PATAGONIA - ARGENTINA
Prohibida su reproducción total o parcial sin previa autorización. Todos los derechos reservados.